Blog

Dolor tras la mastectomía, ¿qué esperar? ¿cómo lo puedo solucionar?

Dolor tras la mastectomía, ¿qué esperar? ¿cómo lo puedo solucionar?

Las cirugías de extirpación de cáncer de mama tienen varias secuelas siendo una de las principales el dolor. Este varía en función de la persona, el tipo de intervención, la cantidad de mama extirpada, si hay ganglios afectados, si se da radioterapia… Además, el dolor puede perpetuarse en el tiempo hasta pasados varios años después de la intervención.

Los primeros meses el dolor es más agudo, ya que aún está el proceso inflamatorio y de cicatrización activo. En esta etapa la zona está más inflamada, hay sensación de hormigueo, pinchazos, mucha sensibilidad al tacto siendo molesto en ocasiones el roce de la piel con cualquier objeto, acorchamiento y opresión.  

Además todo esto se ve exagerado si se ha radiado la zona. Ya que habrá más fibrosis e inflamación que empeorará el movimiento de todos los tejidos provocando más tensiones y dolores.

También es común la aparición de cuerdas axilares o también llamadas cuerda de guitarra que pueden provocar dolor y limitación del movimiento del brazo.

Según pasa el tiempo los dolores se cronifican siendo de menor intensidad o desapareciendo en casi su totalidad. Pero para evitar que estos sigan dando guerra pasado el tiempo es recomendable hacer un buen tratamiento postoperatorio con un fisioterapeuta, siempre especializado en el ámbito oncológico que prevenga la aparición de las secuelas oncológicas en lo máximo posible.

Si empezamos a hacer un tratamiento de fisioterapia oncológica en el postoperatorio inmediato vamos a conseguir una cicatrización mejor con menos molestias y dolores.

Para ello en un estado inicial se empieza drenando la zona, para lo que en Instituto Fisiomédico, centro pionero en fisioterapia oncológica y en recuperación post-operatoria comenzamos con un drenaje manual y luego se empieza a trabajar con LPG. Al reducirse la inflamación inicial se disminuye el dolor y la sensación de opresión.

Posteriormente se empieza a trabajar la fibrosis y el tejido cicatricial evitar la aparición de adherencias que provoquen dolor o acortamientos que dificulten la movilidad. Con LPG trabajamos esta fibrosis y las cicatrices para que no provoquen dolores, que tengan una buena cicactrización quedando visiblemente muy reducidas.

 

Por lo tanto, tener en cuenta que las molestias y dolorespostmastectomía son frecuentes, y es recomendable hacer un tratamiento fisioterápico específico que ayude a las molestias presentes en cada momento del proceso. En Instituto Fisiomédico recomendamos que os vea un fisioterapeuta especializado en procesos oncológicos y que así podáis realizar un tratamiento adecuado acompañado de las pautas que os puedan hacer reducir los dolores y mejorar la calidad de vida.